Los faros del Camiño dos Faros

Los faros de la Costa da Morte

El Camiño dos Faros es una ruta de senderismo impresionante que nos permite descubrir los bellos parajes de la Costa Da Morte. Como su propio nombre indica, uno sus elementos más destacados son los faros que jalonan esta zona de la costa, una de las más complicadas del mundo.

Hoy os invitamos a conocer los faros más destacados del Camino de los Faros.

Faro de las Islas Sisargas

Las Islas Sisargas es un paisaje que, queramos o no, hace volar la imaginación. Situadas a pocos metros de la costa peninsular, este pequeño archipiélago hoy deshabitado, es el hogar de una nutrida colonia de aves. Especies como el Cormorán Moñudo o la Gaviota Oscura de la Sisargas serán tus vecinas si tienes la improbable idea de mudarte a estas islas.

Hablando de su faro, la primera construcción farera en la isla data de 1853. Si bien la actual es de principios del Siglo XX, concretamente en 1919. En sus inicios, este faro era controlado por un farero que era trasladado en barco hasta la Sisarga Grande y allí pasaba 15 días aislado hasta que era relevado por otro compañero. Allí, hasta su electrificación en los años 80 del siglo XX, el farero se encargaba de que cada noche el faro luciera para dirigir el tráfico marítimo de la zona.

Llegar hasta el faro de las Islas Sisargas es relativamente complejo ya que solamente se puede acceder en barco hasta la isla y no existen empresas que presten este servicio de manera regular por lo que la única opción es conseguir que en Malpica que algún barco nos acerque hasta este verdadero santuario.

Faro de las Islas Sisargas con las ruinas del antiguo faro y de una pequeña ermita.

Faro de Punta Nariga

El Faro de Punta Nariga es el más moderno de cuantos existen a día de hoy en la Costa da Morte. Es obra del arquitecto Cesar Portela y se trata de una edificación singular que emula un barco que enfila la proa hacia el atlántico. Sobre esta proa la escultura en bronce titulada Atlante, obra del artista Manolo Coia, es el marco perfecto para una foto o para disfrutar de un atardecer inolvidable.

En el entorno el faro de Punta Nariga la naturaleza nos invita a imaginar ya que, diseminadas por el entorno encontraremos rocas con curiosas formas que han sido labradas por la acción del agua el sol y el viento.

Llegada al Faro de Punta Nariga desde el Camiño dos Faros

Faro Roncudo

El Faro Roncudo es uno de los más sencillos de la Costa da Morte. Construido en 1920 y con una altura de 11 metros, debe su nombre al ronco sonido que produce el mar al chocar contra las moles de granito sobre las que se alza.

El Faro Roncudo es un faro de los llamados de destello. Emite luz blanca durante un segundo y tras este periodo le siguen 5 segundos de oscuridad.

Como curiosidad, hay que mencionar que los percebes de Roncudo son los más celebrados de Galicia por su excepcional sabor. Según la temporada del año en la que visites la zona puedes ver en acción a los percebeiros quienes haciendo gala de una agilidad superlativa saltan entre las rocas esquivando las olas para obtener este preciado manjar.

Faro Roncudo - Costa da Morte
Llegada al Faro Roncudo

Faro de Laxe

El Faro de Laxe es el hermano gemelo del Faro Roncudo que se alza al otro lado del acceso a la ría de Corme. Como en el caso anterior, se trata de un sencillo cilindro levantado en 1920 y recubierto de azulejos blancos para proteger la estructura de las duras condiciones meteorológicas de la zona.

A diferencia de su hermano, el Faro de Laxe es de los denominados de ocultación. Para los marinos las señales luminosas de los faros son una especie de código morse. Gracias a la alternancia de periodos de luz y oscuridad de diferente duración los marinos no solo saben dónde se ubica la costa, sino que consultando las cartas náuticas pueden identificar ante que faro se encuentran. Esto que puede parecer una nimiedad en la era de los GPS ha sido vital durante siglos. Aún hoy todos los marinos deben saber navegar con cartas náuticas y haciendo uso del trasportador de ángulos.

Faro de Laxe

Muy cerca del faro de Laxe se haya la escultura titulada La Espera. Se trata de una pieza que, unida a su entorno, llega a conmover al espectador. Contemplando esa figura femenina de bronce sosteniendo en sus brazos a un bebe y con la mirada fija en el horizonte, resulta fácil imaginar la angustia de quienes decenas de veces han subido al monte Insua para otear el horizonte en busca del barco donde faenaban sus seres queridos.

Escultura A Espera, junto al Faro de Laxe

 

Faro de Cabo Vilán

En este recorrido imaginario por la Costa da Morte el siguiente faro que encontramos en el situado en Cabo Vilán o Cabo Vilano, que de ambas formas podéis encontrarlo escrito. Para nosotros este es uno de los faros más bellos de todo el Camino de los Faros, pero obviamente es una apreciación subjetiva. Ya sabéis que sobre gustos no hay nada escrito.

Este escarpado tramo de la costa es uno de los más peligrosos para la navegación y también uno de los más bellos. El conjunto de peñones que conforman el Cabo Vilán es el hogar de infinidad de aves marinas entre las que destacan las gaviotas, cormoranes y otras especies como el Arao Común que tristemente se encuentra en peligro crítico de extinción.

Precisamente este carácter de santuario para la fauna avícola puede estar detrás del origen del topónimo Vilán. La teoría más extendida y aceptada nos remite hasta el gaélico bhfaoileán que se pronuncia /vuila:n/ y que significa gaviota. Así que, sigamos hablando del Faro del Cabo de las Gaviotas.

El primer faro de Vilán data de 1854, si bien resulto ser insuficiente para las caraterísticas de la zona. Lo ajustado del presupuesto hizo que el primer faro fuera incluido en el grupo cuarto. Su escasa altura y la poca potencia de su haz de luz hacían que la señal luminosa no pudiera sobrepasar peñón de Vilán da Fora.

Un faro de dudosa utilidad y uno de los tramos de costa más peligrosos de España eran fueron el caldo de cultivo perfecto para diferentes tragedias náuticas. La más sonada, el naufragio del HMS Serpent de la armada inglesa donde perdieron la vida más de 170 marinos.

Tras este desgraciado acontecimiento las autoridades tomaron conciencia de la necesidad de actuar de manera urgente para tratar de garantizar la seguridad del tráfico marítimo en la zona. En un primer momento de opto por volar el peñón exterior pero la dinamita no pudo con el duro granito. Ante esta situación no quedó más remedio que levantar el imponente faro actual.

Faro de Cabo Vilán

En 1891 el gobierno aprobaba un presupuesto de 158.500 pesetas (menos de 1000 euros) para la dotación de un faro de primer orden. La torre de 25 metros de altura, de granito rosado extraído en la zona, se alza sobre un promontorio a 100 metros sobre el mar. Esta construcción se une mediante una escalera cubierta a un edificio de servicio en el que se encontraban las dependencias de los fareros, los ingenieros, carboneros y demás personal al servicio del faro.

El 15 de enero de 1896 se encendía por primera vez el faro actual y su puesta en servicio se convertía en todo un hito al ser el primer faro eléctrico de nuestro país. Su óptica, del tamaño de una persona adulta, permitía que el haz de luz fuera divisado a más de 50 kilómetros de distancia mar a dentro. El sistema de ocultación era accionado por una máquina de vapor y emitía un haz de luz cada 20 segundos siendo el ciclo total de 150 segundos.

Hoy en día el antiguo edificio de los fareros alberga un pequeño museo en el que se puede contemplar piezas tan curiosas como la primera linterna que se utilizó para alumbrar este tramo de la Costa da Morte.

Óptica primitiva del Faro de Cabo Vilán

Fechas Disponibles

Contacto

El faro de Muxía

El pequeño faro de Muxía no es el más bonito del mundo pero… ¿Puedes visitar Punta da Barca sin enamorarte perdidamente para siempre de este paraje?

Este entorno está dominado por grandes rocas contra las que el mar abate con fuerza en los días de temporal (y en los que no también). Quizás las piedras más populares de esta zona sean la Piedra de Abalar y la Piedra dos Cadrís. Dos piezas que según la tradición forman parte de la barca de piedra con al que la Virgen llego a estas costas.

Fruto de esta leyenda, en la zona se ubica el Santuario de Nuestra Señora de la Barca, uno de los grandes centros de peregrinación mariana de Galicia. En ocasiones, cuando el mar muestra toda su bravura, las olas golpean las paredes del santuario.

En cuanto al faro, desde el punto de vista técnico, es considerado una baliza costera que sirve para marcar el acceso a la ría de Camariñas. Su torre troncocónica cuenta con una altura total de 13 metros de altura. Es un faro de los denominados de ocultación y alterna 3 segundos de luz y uno de oscuridad.

Faro de Muxia, situado en el paraje de la Punta da Barca

Faro Touriñán

¿Pensabas que Finisterre era el punto más occidental de la España peninsular? ¡¡Pues te equivocas!!  El punto más al oeste de nuestro país es el Faro Touriñán, que se levanta sobre una península que se adentra casi un kilómetro en las aguas del Atlántico.

Para la puesta en servicio del faro original se utilizó la óptica del primtivo faro de Cabo Vilán. Inicialmente tenía un alcance de 10 millas náuticas, si bien en 1918 se sustituyó su lámpara original por una de vapor de petróleo duplicando su alcance.

En los años 80 se construyó el actual faro de Touriñán, una torre de hormigón de 11 metros que emite un grupo de dos destellos, un periodo de oscuridad y un nuevo destello.

Como curiosidad, debido a su situación y a la inclinación de la tierra, el Faro de Toruriñán es el encargado de despedir al sol en la Europa continental durante unos 20 días al inicio de la primavera.

Faro Touriñan, punto más occidental de la España peninsular

Fechas Disponibles

Contacto

Faro de Finisterre

Mítico como pocos puntos de nuestra geografía, el Cabo de Finisterre ha sido desde siempre un lugar sumamente atractivo para todas las culturas que han poblado Galicia. Celtas y romanos fijaron en este punto el Ara Solis, el altar del dios sol, donde se le rendía culto al astro rey. Hoy en día sus impresionantes acantilados de más de 100 metros de altura y sus bellas puestas de sol hacen de este rincón un reclamo turístico de primer nivel.

Desde el punto de vista de la navegación el Cabo de Finisterre también es sumamente relevante. En sus aguas tuvo lugar una de las mayores tragedias navales de nuestra historia, el naufragio de la Armada Invencible. Corría el año 1596 y desde las costas andaluzas zarpaba una de las mayores flotas vistas hasta la fecha. Felipe II aspiraba a dar un serio correctivo a la armada inglesa, sin embargo, su plan se vio frustrado cuando una violenta tormenta sorprendió a la flota a la altura de Finisterre. El balance, 25 barcos hundidos, más de 1700 marinos fallecidos y una flota totalmente descompuesta .

El Faro de Fisterra entro en servicio en 1853 como faro de primer orden. Su torre, realizada en piedra, cuenta con una altura de 17 metros, que añadidos a los del promontorio donde se alza nos deja la linterna a una altura de 138 metros sobre el nivel del mar.  Emite un destello cada cinco segundos.

Faro de Finisterre

La densa niebla que en ocasiones cubre la zona, hizo que fuera necesario incluir un sistema sonoro que advirtiera a los barcos de la presencia de la costa. Este sistema, llamado popularmente “la vaca de Fisterra” es una bocina que emitía un ronco sonido similar al mugido de una vaca. Actualmente no puede disfrutarse pero… Gracias a la magia de internet lo dejamos por aquí para completar este recorrido por los faros del Camiño de los Faros. Fuera quedan otras señales de menor rango como balizas y similar, ahora solo queda calzarse las botas y salir a conquistar el tramo de costa más bello de nuestro país.

Fechas Disponibles

Contacto