Etapas del Camiño dos Faros

Etapas del Camiño dos Faros

El Camiño dos Faros es una ruta diferente a todo lo demás. Si eres aficionado o aficionada al senderismo estamos seguros de que habrás recorrido precisos valles, bosques densos donde la luz lucha con la vegetación para abrirse paso, montañas que se convierten en privilegiadas atalayas desde las que divisar nuestro entorno. Pero es muy posible que no hayas disfrutado de una ruta tan singular y espectacular como el Camiño dos faros. Tanto es así que el diario británico The Telegraph la incluyo en el listado de las mejores rutas para disfrutar de una aventura única.

El Camiño dos Faros, o Camino de los Faros, como más te guste, es naturaleza en estado puro. Paisajes alejados de la acción del hombre a los que solo se puede acceder a pie (o en helicóptero). Es el viento, el sol, el mar, la arena y las rocas. Es la historia centenaria del hombre y el mar en este rincón del atlántico viene a morir. ¡Bienvenidos a la Costa da Morte!

El Camiño dos Faros es una ruta de casi 200 kilómetros, una longitud que para muchas personas es inabarcable por problemas obvios de calendario. Por eso nosotros hemos realizado una selección de las mejores etapas para disfrutar de su gran variedad de paisajes sin dejarnos nada importante. Estas son las etapas que recorremos en nuestros viajes en grupo al Camino de los Faros.

Etapa 1: Malpica – Faro de Punta Nariga

El Camino de los Faros comienza en el Puerto de Malpica, un entorno con un marcado sabor marinero y con un pasado ballenero que muchas veces pasa desapercibido pero que nos habla de la estrecha relación de los habitantes de esta zona con el mar. Al despedirnos del pueblo nos llamarán la atención sus coloridas fachadas, con las que los marinos se orientaban para contemplar su casa desde el mar. Nos adentraremos en los acantilados de San Adrián (Santo Hadrían Do Mar) y enseguida las Islas Sisargas, tres islotes rodeados de peñones salpicados que sorprenden al caminante nada más comenzar la ruta. Resulta imposible pasar frete a ellas y no imaginarse a uno mismo viviendo en ellas una noche de temporal.

Islas Sisargas - Camiño Dos Faros
Un grupo de trasnos transita junto a las Islas Sisargas

Más adelante no encontraremos la playa de Beo y su área de descanso y posteriormente la Playa de Seiruga donde nos tendremos que mojar si o si ya que es necesario cruzar el rio Esteiro en su desembocadura. Según la marea el agua nos llegará por los tobillos o hasta la rodilla. ¡¡No te lo pienses y lánzate!!

La siguiente playa será Barizo, la única con un bar donde tomar algo. Y posterior mente una notable subida que nos dejará ya a las puertas de nuestra meta en el día de hoy, el Faro de Punta Nariga.

Faro de Punta Nariga - Camiño dos Faros
Llegada al Faro de Punta Nariga

 

Etapa 2: Castro Borneiro – Laxe

Damos un pequeño salto y comenzamos hoy a Caminar desde el Castro de Borneiro. Hoy la etapa viene carga de sorpresas desde el kilómetro uno. Y es que siempre resulta sorprendente encontrarse con los restos de una pequeña aldea con 2500 años de historia. Tras curiosear entre las callejas de este fantástico exponente proseguimos nuestro camino y seguimos viajando en el tiempo.

Nuestra siguiente parada es el Dolmen de Dombate una de las piezas cumbre del megalitísmo en Galicia, el cual se encuentra hoy en el interior de un centro de visitantes que nos permitirá conocer todos los detalles de esta llamativa construcción.

Dolmen de Dombate- Camiño Dos Faros
Dolmen de Dombate

No será el último hito en nuestra ruta, ya que hoy ascenderemos al “techo” de nuestro Camiño dos Faros. Se trata del Castelo de Lourido, una loma con 320 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Castelo Lourido - Camino Dos Faros
Panoramica desde Castelo Lourido con Laxe en primer término

Proseguiremos nuestra ruta atravesando aún algunas playas de interés y finalmente llegaremos hasta Laxe que nos da la bienvenida con un extenso arenal.

Consulta qué incluye nuestro viaje en grupo al Camiño dos Faros

Viajes en Grupo // Fechas Disponibles

 

 

Etapa 3: Laxe – Camelle

Abandonamos el centro del pueblo y comenzamos ascender hasta el Faro Laxe, que junto con el Faro Roncudo delimita el acceso a la Ría de Corme.

En esta zona la costa se vuelve agreste y el viento sopla con fuerza. El Atlántico en todo su esplendor rompe contra las rocas mientras, a primera hora de la mañana, los barcos faenan en la costa para llevar pescado a la subasta que tendrá lugar tras el almuerzo.

Junto al faro de Laxe, un pequeño semáforo automático, llama la atención la escultura titulada “A Espera”, obra de la artista Iria Rodríguez. Se trata de una figura femenina que porta en sus brazos un bebe, su pelo y su ropa es agitado por el viento mientras el fija su mirada de bronce en el horizonte. Un precioso homenaje a los hombres y mujeres de estas tierras y un bello recuerdo para todos aquellos que salieron a faenar y se quedaron para siempre en estas costas donde Neptuno no perdona.

Escultura "A Espera" junto al faro de Laxe
Escultura «A Espera» junto al faro de Laxe

Más adelante, aún en el término municipal de Laxe, nos encontraremos la Playa de Los Cristales. En este rincón, un vertedero de vidrio fue transformado por la acción del mar en una curiosa playa de arena multicolor. Paradojas de la vida, el hombre que “contaminó” el lugar con sus deshechos ahora se va llevando pieza a pieza estos pequeños cristales por lo que cada vez es menos espectacular. Por eso aprovechamos para recordar que está terminantemente prohibido retirar cristalitos de esta zona.

El siguiente hito en esta tercera etapa del Camino de los Faros, es el Peñón de Soesto desde el que tendremos una fantástica panorámica de la Playa de Traba y su laguna, un lugar destacado para la fauna avícola gallega. Si guardas silencio es posible que puedas contemplar a algunas de las especies que anidan en esta zona.

El último tramo hasta llegar a Camelle es una zona de roca viva en la que el sol, el mar y el viento han ido tallando curiosas formas, no pierdas la oportunidad de dejar volar tu imaginación. ¿Serás capaz de encontrar un elefante o un camello?

Rocas Camelle - Camiño Dos Faros
¿Tortuga, dromedario o dinosaurio?

Ya en Camelle merece la pena visitar el legado de Man y de conocer su triste historia vinculada al naufragio de petrolero Prestige.

Descubre con nosotros la mágia del Camiño dos Faros

Viajes en Grupo // Fechas Disponibles

Etapa 4: Arou – Faro de Cabo Vilán

Como ya os habréis dado cuenta, en el Camino de los Faros no hay etapas de transición. No hay etapas de relleno ni damos un paso sin que de verdad merezca la pena. Y esta etapa no es una excepción.

El día de hoy, tiene un marcado sabor marinero, o al menos así nos lo parece. Tras abandonar Arou nos encaminaremos hacia la Playa de Lobeiras con sus casetas para guardar aperos de pesca.  Más adelante llegaremos al pequeño Puerto de Santa Marina, un lugar que pone de manifiesto como los habitantes de estas costas han sabido sacar el máximo partido al territorio y adaptarse a medio en unas condiciones que no siempre son fáciles.

Amanecer en Arou - Camiño dos Faros
Amanecer en Arou

El siguiente hito, debemos confesar que para nosotros es uno de los puntos más divertidos del Camino de los Faros. Toca ascender el Monte Blanco, la duna rampante más alta de Europa. Si, efectivamente, es lo que estás pensando. Una montaña de arena de playa de más 150 metros de altura. Lo realmente divertido no es ascender esta duda, sino descender por la arena dando pequeños saltos y dejándose caer como si fuéramos esquiando.

Duna del Monte Blanco
Ascenso a la duna del Monte Blanco

Tras duna y tras atravesar las Playas de Trece llegamos a uno de los lugares más sobrecogedores del Camiño dos Faros, el Cementerio de los Ingleses. Atravesamos ahora uno de los tramos más conflictivos del Camino de los Faros, un rincón que ha sido escenario de diferentes tragedias náuticas siendo la más llamativa la del Serpent. Este barco de la Armada británica naufragó llevándose consigo a 175 marinos. Los cadáveres que fueron recogidos recibieron sepultura en este lugar en que un siglo después se les sigue recordando.

Desde aquí el camino prosigue por una pista que bordea el mar y que nos debe llevar hasta el Faro de Cabo Vilán, el más importante de la zona junto con el de Finisterre.

Faro de Cabo Vilan - Camiño do Faros
Llegada al Faro de Cabo Vilán

   Playas del Camiño dos Faros

Etapa 5: Cereixo – Muxía

Hoy nos ponemos en ruta para llegar hasta Muxía, uno de los pueblos más emblemáticos de la Costa Da Morte.

Comenzaremos bordeando la Ria do Porto hasta llegar a la Punta Do Lago desde donde tendremos una magnifica vista de la ensenada y de Muxía. Posteriormente continuaremos recorriendo esta ensenada en una sucesión de bosque junto al mar y pequeñas playas de arena blanca.

Muxia - Camiño dos Faros
Último tramo hasta Muxía en confluencia con el Camino de Santiago

Hoy el final de etapa es en la Punta da Barca, donde se ubica el Santuario da Virxe da Barca, uno de los centros religiosos más importantes y queridos de Galicia. Según la tradición, las grandes piedras que se ubican junto al santuario son los restos de una barca en la que la Virgen viajó hasta estas costas. Esta misma tradición confiere a estas piedras poderes curativos, por lo que con más o menos fe pocos son los que se marchan de la zona sin tocarlas o pasar bajo ellas.

Punta da Barca - Camiño dos Faros
Olas junto al faro de Punta da Barca

Etapa 6: Playa do Rostro – Faro de Finisterre

Llegamos ya al final de nuestro Camino de los Faros, pero como en los castillos de fuegos artificiales, nos falta el “trueno gordo”. En este día comenzaremos a caminar desde el impresionante arenal de la Playa do Rostro, con casi dos kilómetros de arena blanca y con grandes corrientes que nos llevan a desaconsejar el baño en sus aguas. Posteriormente ascenderemos a Punta do Castelo y nos prepararemos para los que posiblemente sean los acantilados más importantes de toda la ruta.

Nuevamente nos tocará ascender, se trata del penúltimo ascenso de nuestro viaje en el alcanzaremos la cota superior del Cabo de la Nave, coronado por una serie de antenas de telecomunicaciones. Desde allí proseguiremos hasta alcanzar la Playa de Mar de Fora, en el término municipal de Fisterra. Está playa, como otras de la zona suele ser concurrida por surfistas pero el baño es desaconsejable por las fuertes corrientes que reinan en la zona.

Playa de Mar de Fora y Monte Facho
Playa de Mar de Fora y Monte Facho

Tras dejar atrás el arenal llega el último “puerto de montaña” del Camino de los Faros, el Monte Facho. Como veréis cuando lleguéis hasta él, se trata de un lugar mágico. Un espacio en el que según los historiadores pudo ubicarse el “Ara Solis” donde los celtas rendían culto al dios Sol.

También en la zona se encuentras las Pedras Santas, a las que la tradición le confiere la cualidad de mejorar la fecundidad en las parejas. Proseguiremos por este paraje y casi sin darnos cuenta, aparecerá el Faro de Finisterre. Lo veremos allí, abajo, y tras las fotos de rigor emprenderemos la marcha para llegar hasta él y poner fin a nuestro recorrido por la mágica Costa da Morte.

Faro de Finisterre - Monte Facho
Llegada al Faro de Finisterre

¿Te vienes con nosotros al Camiño dos Faros?

Viajes en Grupo // Fechas Disponibles