Camiño dos Faros

El Camino de los Faros es una de las rutas de senderismo más espectaculares que existen hoy en día en España. Esta senda recorre buena parte de la Costa Da Morte desde Malpica de Bergantiños hasta Finisterre en un trazado que alterna los acantilados con las playas de arena blanca, zonas de dunas creadas por la acción del viento, ríos, bosques y preciosas villas marineras.

Estos viajes tienen salida desde Madrid, Granada, Jaén, Málaga  y otros puntos en ruta. ¡¡Seas de dónde seas, consúltanos!!

Incluye:

   

  • Viaje de ida y vuelta
  • Alojamiento en hostales, pensiones y casas rurales
  •  Transporte de maletas
  • Autobús de apoyo
  • Guía de sobre las etapas
  • Monitores
  • Seguro de Viajes y RC.

Precios:

  • Hostales y pensiones: Desde 498€/Persona

 

Fechas disponibles para hacer el Camiño dos Faros:

 

  • Del 16 al 24 de Julio
  • Del 20 al 28 de Agosto

Inscríbete aquí

 

Faro de Muxia

La ruta completa tiene una longitud de unos 200 kilómetros por eso desde Viajes Do Camiño hemos realizado una selección con los tramos más bellos y relevantes de esta fantástica senda.

  1. MALPICA – NIÑONS. 21,9Km.      
  2. NIÑONS – PLAYA VALARES. 20,7Km. 
  3. FONTE BORNEIRO – LAXE. 15,0Km  
  4. LAXE – CAMELLE. 14,8Km.  
  5. AROU – CAMARIÑAS. 22,9Km
  6. CEREIXO – MUXIA. 14,7Km
  7. PLAYA DO ROSTRO – FINISTERRE.  16,0 Km.    

Playa de Niñons

 

Origen del Camino de los Faros

El Camino de los Faros como tal es una senda relativamente reciente. Sin embargo, los diferentes senderos y veredas que conforman esta ruta son en muchos casos centenarios ya que son los caminos que durante años han utilizado los pescadores, y mariscadores de esta zona. Recorriendo esta ruta descubriremos paisajes únicos pero también nos acercará a la cultura “mariñeira”, ayudándonos a conocer y valorar el trabajo de los hombres y mujeres del mar.

Además en la Costa da Morte podremos disfrutar de un entorno virgen. Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos que este rincón de Galicia es el tramo de costa mejor conservado de España, totalmente alejado del boom urbanístico. Un lugar que ha sabido mantenerse fiel a su identidad.